Torista de Francia

Istres: Y Ureña se puso a torear

¦ 15 de junio 2018 ¦

 

 

Fotografía : @toristadefrancia

 

 

6 toros de adolfo martín para enrique ponce, curro diaz y paco ureña

Tarde de expectación hoy en Istres, plaza llena para ver a Enrique Ponce, Curro Díaz y Paco Ureña lidiar y matar un encierro de Adolfo Martín. Corrida desigual en presentación, baja de casta y de fuerza en su conjunto. Ninguno toro salió con agresividad o con sensación que se podía pasar miedo en el ruedo. Destacaron el cuarto y sexto por sus noblezas.

 

 

Enrique Ponce

 

Bianco y oro

 

 

En primer lugar le tocó un toro justo de fuerza, pero el maestro de Chiva no dudó a ponerle dos veces al caballo con un castigo fuerte en el primer encuentro, la faena fue larga y aburrida.

Le mató de una media estocada trasera.

Silencio.

 

Con el segundo de su lote, el mejor presentado de la corrida, Ponce tenía posibilidades de triunfo, las aprovechó a sus maneras, toreando de perfil, con el pico y fuera de cacho. El público triunfalista (¡olé!) se quedó con sus bonitos adornos, sus templados cambios de manos y las famosas « poncinas » para acabar la faena. Mató de una estocada caída y de un descabello.

Dos orejas.

 

 

Curro Diaz

 

Azul muy claro y oro

 

 

No fue la tarde del torero de Linares, su presentacion en Istres no quedará para la historia, sin inspiración toda la tarde, ni un detalle de torería como a el siempre le gusta. Nada, muy despegado con sus dos oponantes y hasta desconfiando con el toro más complicado de la tarde (5) con lo cual abrevió.

 

Fue ovacionado después de una incomprensible petición de oreja en el segundo de la tarde y silenciado con el quinto.

 

 

Paco Ureña

 

Lila y oro

 

 

Sin contestación, el Lorquino hoy fue el mejor de la tarde, con su primero, apuntó maneras pero por culpa de la falta de fuerza del Adolfo no pudo redondear la faena, solo pudo torear a media altura aunque salieron limpios los muletazos sobre todo con la mano derecha.

 

Saludó después de un pinchazo y una estocada caída.

 

El punto culminante de la tarde llegó en el sexto de la tarde, un Adolfo Martín noble que no se entregó en los dos primeros tercios. Ureña aprovechó las embestidas templadas del cárdeno para dibujar muletazos puros por ambos pitones. Nunca bajó de intensidad la faena, el final fue unos muletazos de categoría al ralentí.

2/3 de acero dejó el toro sin puntilla y obligó el presidente a sacar los dos pañuelos blancos.

Dos orejas

 

 

 

+ se guardó un minuto de silencio a finalizar el paseíllo para los ganaderos Alain Granier y Luc Jalabert fallecidos este año.

 

++ Despues del paseíllo el público sacó a saludar a los tres toreros.

 

+++ El Segundo toro de la tarde muy sospechoso de pitones fue muy pitado a su salida.