Torista de Francia

Mont de Marsan: Y salió el sexto

¦ 21 de julio 2018 ¦

 

 

Fotografía : @l.aimefoto

 

 

6 toros de Núñez Del Cuvillo correctamente presentados para Enrique Ponce y Sebastien Castella en mano a mano

 

  • Otro lleno en los tendidos

 

 

De Mano a Mano nada, hubo ninguna competencia entre los dos toreros, cada uno mató sus 3 toros sin molestar a su compañero de cartel, la corrida de Cuvillo baja de casta y justa de fuerza nos dio una tremenda pereza, se salvó del petardo ganadero con el último de la tarde, toro noble en la muleta y que transmitió más.

 

 

Enrique Ponce

Nata y oro

 

 

El maestro de Chiva nos dio tres lecciones de enfermero, puede torear 20 años más así, sin colocar un toro al caballo, hizo el necesario en su primero de la tarde para cortar dos orejas con un público muy a su favor, faena de tandas cortas con el medio toro que le gusta tanto, mató de una espada fulminante mal colacada (caída y trasera).

 

Con sus dos otros toros nos aburrió mucho, intentado torear lo que no se puede llamar un toro bravo, mató de la misma forma y fue silenciado dos veces.

 

 

Sebastien Castella

 Azul Rey y Azabache

 

 

El torero de Beziers no empezó bien su tarde, pocas cosas que decir con sus dos primeros oponentes, alargó mucho sus faenas sin lucimiento posible, no andó bien con la espada y fue silenciado en el segundo y cuarto toro de la tarde.

 

Cuando nadie esperaba algo más de la tarde, salió el sexto « Volador » de hechuras perfecta para el torero, bajo, bonito de cara y con transmisión. Castella lo aprovechó sacando su mejor versión. Después de un inicio de faena habitual por pases cambiados, dibujó muletazos templados por cada pitones, la faena nunca perdió en intensidad y se acabó con unos pases en redondos seguidos de cambios de manos de categoría.

 

La estocada se fue un poco a bajo pero no le impidió cortar las dos orejas del Cuvillo.

 

 

 

 

  • José Chacón saludó después del tercio de banderillas en el último de la tarde
  • Salieron a hombros Enrique Ponce y Sebastien Castella

 

 

 

 

Enrique Ponce : Dos orejas, silencio y saludos

Sébastien Castella : Silencio, silencio y dos orejas